Las 7 claves sobre las luces para ciclismo de carretera

Durante el invierno las luces se hacen imprescindibles para andar en bici. En el mercado hay una gran variedad, con unos precios muy dispares. Si no sabes qué luz elegir, sigue leyendo y descubrirás las 7 claves sobre las luces para ciclismo de carretera que debes valorar. 

1. ¿Carretera o montaña?

Para elegir tus luces tienes que tener en cuenta el uso que le vas a dar. Las luces para ciclismo de carretera son muy diferentes a las de mountain bike con respecto a producción de luz, peso o precio.

En este post nos vamos a ocupar de las luces para bicicletas de carretera, pero también puedes consultar nuestra entrada sobre las luces para ciclismo de montaña.

2. ¿Luces para ver o para ser visto?

A su vez, las luces de carretera se dividen en dos tipos: las luces para ver y las luces para ser visto. Tu elección dependerá en buena parte de la iluminación de las carreteras por las que transites y, en menor medida, de si quieres alcanzar velocidad.

a) Luces para ver

Son luces delanteras con mucho alcance. Las más recientes, además, son realmente potentes y te permiten ver por dónde vas en caminos sin iluminar. Así que son las indicadas para lugares con poca iluminación o si pretendes ir rápido para bajar tus tiempos.

b) Luces para ser visto

Si, por el contrario, sueles ir en bicicleta por carreteras bien iluminadas y solo quieres ser visto, las luces pequeñas traseras de baja potencia (más baratas) serán suficientes. Es más, no puedes utilizar luces que alumbren demasiado porque cegarías a los conductores.

En este caso la potencia no es lo más importante, sino que debes prestar atención a otros factores como:

Duración de la batería
Peso de la luz
Visibilidad lateral: es muy importante porque permite ver los cruces y no ciega a los conductores.

Luz delantera Cateye Volt 700, una de las mejor valoradas del mercado. Cateye.com

Luz delantera Cateye Volt 700, una de las mejor valoradas del mercado. Cateye.com

3. Duración de la batería

Es uno de los puntos que más tienes que valorar, especialmente si haces entrenamientos largos. Piensa cuánto tiempo tardarás en poder cargar la batería y elige unas luces en consecuencia. Si montas en bici durante hora y cuarto y la batería dura una hora tienes un problema.

4. Fuente de luz

En los últimos años las luces con diodos LED han superado a sus competidoras y ahora mismo son las que utilizan la mayoría de los ciclistas.

Son pequeñas, resistentes, duraderas, baratas de fabricar, rápidas de encender y apagar, permiten aumentar o reducir la cantidad de luz que emiten… En resumidas cuentas, son muy eficientes.

5. Resistencia

Las luces están especialmente expuestas a la lluvia y al rocío, por lo que si sales con tu bici todos los días van a sufrir un importante desgaste. En general las luces más caras están mejor construidas y suelen durar más. En todo caso antes de comprar es recomendable que te fijes en la garantía.

6. Montaje

Las luces deben mantenerse firmes en la bicicleta, tanto como para no moverse si pasas un bache o cualquier dificultad por el estilo. Por otro lado, es preferible elegir unas luces que no necesiten ninguna herramienta para adaptarse a la bicicleta.

7. El interruptor

Parece una tontería, pero el interruptor debe ser fácil de manejar encima de la bicicleta, pero no tan fácil como para que se active de forma accidental. Debe ofrecer por lo menos un modo constante y otro intermitente.

Publicado en Equipamiento Etiquetado con: , , , , , ,