6 consejos para adaptar tu peso con el ciclismo

Hay gente que se machaca haciendo abdominales para perder esos kilos de más y poder presumir de figura, pero hay una manera mucho más divertida de adaptar tu peso: el ciclismo.

Si te gusta salir con la bici y crees que te vendría bien bajar unos kilos, puedes optimizar tu entrenamiento y lograr acercarte a tu peso ideal. Una forma de hacerlo es reducir la grasa corporal que suele acumularse en la barriga.

Sin más preámbulos, os proponemos nuestros 6 consejos para adaptar tu peso con el ciclismo. 

1. No pretendas adelgazar en un día

Este tipo de procesos requieren constancia y tiempo. No pienses en adaptar tu peso rápido, plantéatelo a largo plazo.  Ten en cuenta que los cambios repentinos de peso pueden tener efectos negativos. Es mejor ir reduciendo poco a poco de forma controlada.

2. Evita las grasas saturadas y no abuses de los hidratos de carbono

Perder grasa se basa en una máxima: quemar más calorías de las que se consumen. Si reduces la ingesta en 500 kcal al día puedes perder sobre 450 gramos en una semana. Para eso no se puede abusar de ciertos alimentos muy calóricos:

– Grasas saturadas: queso, mantequilla o dulces.
– Carbohidratos de combustión lenta: pastas de grano entero o panes.
– Proteínas magras (pavo).

3. Come lo suficiente

Eso tampoco quiere decir que no te alimentes de forma adecuada. Morirse hambre no es sabio. Tu cuerpo necesita energía para rendir, si no tiene la suficiente no aprovecharás las sesiones de entrenamiento y empezarás a perder masa muscular en vez de grasa corporal.

4. Entrena de forma moderada pero constante

Pese a que encima de la bicicleta se ejercitan (y desgastan) más los glúteos y los cuadríceps que los músculos del estómago, el ciclismo también quema la grasa de esa zona.

Entrena a un ritmo moderado tres veces a la semana durante dos horas. Tu frecuencia cardíaca no debe llegar al 80 por ciento de tu máximo. Y no llegues a casa y asaltes la nevera con aperitivos, porque el esfuerzo habrá sido en vano.

5. Haz series

Al terminar esas sesiones, o si tienes poco tiempo para entrenar, haz seis series de todos los esfuerzos del ciclismo, de dos minutos cada una y con un descanso de medio minuto entre ellas.

A medida que vayas mejorando puedes alargar este entrenamiento un poco más. De esta manera podrás quemar más calorías durante el día.

6. Añade ejercicios fuera de la bicicleta

No puedes pretender reducir tu peso solo con los entrenamientos en bicicleta, también debes hacer otros ejercicios en casa.

La gente suele concentrarse en hacer abdominales para perder la grasa del vientre, pero no es una buena idea. Los abdominales ayudan a fortalecer los músculos, pero no van a eliminar la grasa. Para eso hace falta un entrenamiento más completo.

Intenta hacer ejercicios musculares aeróbicos como el siguiente. Túmbate con las rodillas dobladas y las manos detrás de la cabeza. Eleva tus piernas y tus hombros en un ángulo de 90 grados, manteniendo la espalda sobre el suelo.

Entonces, trata de alcanzar tu codo derecho con tu rodilla izquierda y tu codo izquierdo con la rodilla derecha, es decir, los opuestos. Para eso encoge una pierna y estira la otra, mientras giras el cuello. Haz series de 20 no muy rápido con medio minuto de descanso.

Publicado en Entrenamiento Etiquetado con: , , , , , ,
0 Comentarios en “6 consejos para adaptar tu peso con el ciclismo
1 Pings/Trackbacks para "6 consejos para adaptar tu peso con el ciclismo"
  1. […] Es una de las maneras de mantener la motivación durante todo el invierno. Piensa en las citas más importantes de la temporada para enfocarte, pero márcate pequeños objetivos previos que te gustaría conseguir: bajar el tiempo, subir un puerto, perder peso… […]